Anne Bonny y Jack Rackham
Compartelo en

Anney Bonny, también conocida por su diminutivo "Boon". Fue una de las dos mujeres, junto a Mary Read, con mayor fama reconocida entre las pocas que pasaron a la historia por su dedicación a la actividad de la piratería durante los primeros años del siglo XVIII.

Vida

Nacimiento: Bandera de Irlanda Irlanda, County Cork
Ocupación: corsaria
Cónyuge: James Bonny

Nacimiento e infancia

Anne Bonny nació en una población cercana a County Cork, en Irlanda. Ya con su año de nacimiento encontramos la primera controversia, puesto que la fecha exacta es desconocida y sólo se sabe a ciencia cierta que se produjo entre 1697 y 1705.

Fue hija del hombre de leyes William Cormac y la criada de su esposa, Mary o Peg (se desconoce el nombre con exactitud) Brennan. El adulterio del hombre fue descubierto y, a consecuencia del revuelo que la noticia causó entre los vecinos y sus comentarios y reproches, Cormac tuvo que emigrar. Así, se trasladó con la muy joven Anne y su madre biológica a Charleston, en Carolina del Sur.


En el nuevo país el padre de Anne Bonny supo arreglárselas para volver a amasar una fortuna invirtiendo en distintos tipos de plantaciones. Gracias a esto logró mantener el nivel de vida acomodado que llevaba en Irlanda.

Adolescencia y juventud

La habilidad de su padre con los negocios permitió a Anne Bonny vivir una adolescencia alejada de la pobreza y obtener un buen nivel educativo. Sin embargo, debido a su carácter rebelde, tuvo continuos enfrentamientos con su progenitor hasta que abandonó el hogar para buscar fortuna en las Bahamas.

Es necesario recordar que en aquella época el papel de la mujer se reducía a procrear y cuidar de la familia. Este modelo de vida no agradaba a la futura pirata, como les pasaba a muchas otras mujeres que, por principios, miedo o costumbre, no se rebelaron como hizo Anne Bonny. Esta coacción, junto con las historias románticas que se contaban a diario sobre los piratas, provocó que muchas mujeres soñaran en silencio con llevar la vida del pirata, símbolo de la libertad total.

Matrimonio e independencia

Cegada por la idea romántica que tenía de los piratas, al cumplir dieciséis años de edad se enamoró locamente de un marinero de medio pelo llamado James Bonny, quien había flirteado con la piratería.

Tras casarse con la joven el marinero ambicionó apropiarse de la fortuna del padre. Pero Cormac, que siempre se mostró receloso con su yerno, desheredó a su hija para hacer fracasar los planes de James Bonny.

Este episodio provocó que el matrimonio decidiera abandonar Charleston y probar fortuna en New Providence (actualmente Nassau), en las Bahamas. La pareja llegó en un pequeño barco a este famoso refugio de piratas, donde la suerte sonrió a James al entrar a formar parte del servicio del gobernador de la isla, Woodes Rogers, en calidad de informador.

Primeros años en New Providence

Fueron varios los factores que contribuyeron a que Anne Bonny se hiciera pronto célebre en la isla. Tenía un carácter arrollador, sus modales eran tan vulgares como los de cualquier pirata y, además, era atractiva. Todo esto, unido al hecho de que su marido pasaba largas temporadas fuera de casa a consecuencia de su empleo, provocó que fuera cortejada con frecuencia y que tuviera numerosos escarceos amorosos.

Según algunas anotaciones, pasaba mucho tiempo en los muelles con un pirata homosexual apodado 'Pierre'. Era éste un personaje bastante respetado en la isla (entre piratas no se hacían discriminaciones por la inclinación sexual) y Anne tuvo que competir frecuentemente con él en sus conquistas amorosas.

Otra figura importante de aquella época fue Chidley Bayard, uno de los hombres más ricos del Caribe, de quien la pirata se encaprichó rápidamente. Según se cuenta, el adinerado caballero viajaba en compañía de su amante, María Vargas, una española de dudosa reputación y de un carácter tan violento como el de Anne. El encuentro entre ambas mujeres terminó en un duelo a muerte del que Anne salió victoriosa. Tras ello, viajó asiduamente con su nuevo amante y disfrutó algunos meses gastando su dinero y gozando de un alto nivel de vida que le resultaba más que agradable.


Sus aventuras con Bayard terminaron pronto. En una fiesta en la mansión del gobernador de Jamaica la hermana de éste se mofó de Anne Bonny acusándola de ser la meretriz del millonario. La pirata la agredió con un tablón de madera, asestándola un golpe que le hizo perder varios dientes. Chidley Bayard usó su influencia con el gobernador para evitar la detención de la chica, pero tras estos hechos decidió separarse de ella por considerarla una fuente de problemas.

Relación con Jack Rackham y primeros contactos con la piratería

Anne volvió a New Providence, y mientras su marido seguía en alta mar, continuó con sus conquistas. Fue entonces cuando conoció al pirata Jack Rackham, también conocido por "Calico Jack" de quien se enamoró nuevamente. Jack Rackham era un joven notablemente atractivo y su temperamento coincidía con el de Anne.

Jack Rackham quiso aprovechar el año de Amnistía extraordinario que brindaba el gobernador para la piratería, y decidió embarcarse en la tripulación del navío Venganza propiedad del capitán Charles Vane. En un principio le fue denegado el permiso como mujer para unirse a la tripulación por la creencia de que la presencia femenina en un barco era signo de mal agüero, así que Anne tuvo que vestirse de hombre para poder subir a bordo.



Durante aquel año ambos viajaron en la tripulación dando pequeños golpes. Fueron grandes días para Anne y Jack, días que marcarían sus vidas. Pero la desgracia llegó cuando Anne tras descubrir que había quedado embarazada, acabó abortando de forma natural (véase aborto espontáneo). Tal acontecimiento la dejó muy afectada y Jack y ella se vieron obligados a volver a New Providence.

A su vuelta, gracias a los contactos y amistades que tenía en la isla, Anne supo que su marido James era consciente de su engaño con Jack y que había denunciado el caso al gobernador. Pero casualmente también llegaron a sus oídos los rumores de un complot contra la vida del gobernador. Anne no dudó entonces en avisar de tales planes al mismo, con lo que se ganó su favor. Por este motivo, al volver de alta mar su marido James, el gobernador fue indulgente con el adulterio de Anne con Jack y sugirió a este último que pagase al marido por el divorcio con la chica. Pero James se negó a aceptar el acuerdo y entonces, la pareja, antes de que el gobernador cambiase de opinión, decidió reunir una tripulación para después robar un barco en el puerto y partir a alta mar, reanudado así su carrera en la piratería, pero esta vez al mando de su propio barco.

Viajes, fortuna y el encuentro con Mary Read

La piratería resultó provechosa y los golpes continuos. Al poco tiempo Jack y Anne capturaron un barco alemán, donde un joven extremadamente delicado y bello llamó la atención de Anne. Jack receloso de la relación, aparentemente más allá de la amistad entre Anne y el joven, pidió explicaciones y descubrió entonces que tal joven no era si no otra mujer que se había vestido de hombre. Hay quien asegura que entonces se inició un triángulo amoroso entre los tres,[2] teoría especialmente reivindicada desde los movimientos de liberación homosexual, pero no hay pruebas que apoyen esta hipótesis. De lo que no hay duda es de que esa otra mujer se unió a la tripulación y pasó también a la historia de la piratería como Mary Read.



Últimos golpes y captura

Con Mary como nueva compañera la fortuna siguió sonriendo a la pareja, ambas mujeres peleaban igual o mejor que cualquier hombre y no hubo problemas con el resto de tripulantes. A pesar de que el tiempo pasó y fueron muchas las aventuras con desenlaces victoriosos, en 1720, un navío dirigido por el comandante Jonathan Barnet a las órdenes del gobernador de Jamaica puso fin a sus días de piratería.



La captura del barco de Rackham fue tarea sencilla, pues la mayoría de los tripulantes, poco precavidos, estaban ebrios y apenas opusieron resistencia. De hecho, la leyenda cuenta que precisamente fueron las dos mujeres las últimas en caer y quienes permanecieron en cubierta luchando como diablos hasta que fueron capturadas por la fuerza.

Arresto y condena

El juicio que se celebró en las semanas próximas tuvo eco y repercusión en todo el Caribe. Además hizo historia, pues los informes redactados al respecto pasaron a ser el primer documento escrito que habla sobre la existencia real de mujeres a bordo de un barco pirata.

Mientras que Jack Rackham y el resto de la tripulación masculina fueron condenados a la horca. Anne y Mary fueron libradas de la muerte tras declarar con una antológica frase su estado de embarazadas: - Abogamos por nuestros vientres señor-.

A Anne, a pesar de su condición de prisionera, se le permitió hablar con Jack antes de que fuese ejecutado, las únicas palabras que la muchacha le dirigió entonces fueron: - Si hubieras peleado como un hombre, no tendrías que morir ahora como un perro-.

Desenlace y libertad

Mientras que al poco tiempo Mary Read cayó enferma en su celda y la fiebre acabó con su vida antes que pudiese dar a luz a la criatura que habitaba en su seno, de Anne Bonny se cuenta que la noticia de su captura dio la vuelta al mundo y llegó hasta los oídos de su padre, quien junto a un procurador enamorado, a quien Anne había salvado la vida (al liberarlo tras la captura de su barco), intercedieron para adquirir su libertad económicamente.

Leyendas en torno a su vida

El por qué de su liberación

Una historia paralela cuenta que el indulto de Anne Bonny fue logrado no por la intervención económica de su padre o sus admiradores, si no por una carta que recibió en su domicilio el gobernador de Jamaica, en la cual estaba escrito:

"Si Anne Bonny no es liberada inmediatamente será mejor que se preparen desde Port Royal hasta Kingston para el trueno de los cañones de mis barcos".

Tal misiva estaría firmada por Bartholomew Roberts uno de los mayores piratas de todos los tiempos.


En paradero desconocido

Tras su liberación se pierde el rastro histórico de Anne Bonny, quien entonces contaba con apenas 21 años y dio a luz a su hijo en libertad. Existen sin embargo teorías que apuntan a que tras ser liberada pudo casarse con el mismo procurador que ayudó a pagar su libertad, pues su marido James Bonny murió en esa misma época, ahogado por un terrible huracán que azotó las Bahamas, dejando a la joven Anne viuda y libre para volver a casarse.

Personalidad de Anne Bonny

Carácter Violento

Decíamos que Anne Bonny era de naturaleza rebelde, y habrá que añadir que también resultó una joven bastante violenta. Muestra de su carácter eran las continuas reyertas con otros jóvenes de ambos sexos en las que participaba, o el hecho de que fue acusada con apenas trece años por agredir a otra joven con un cuchillo de cocina.

Tras su matrimonio con el marinero James Bonny, y tras ser desheredada por su padre cuando este descubrió que su yerno pretendía apropiarse de sus plantaciones, Anne se enfureció por el hecho de tal manera, que antes de marcharse con su nuevo esposo, prendió fuego a varias de las plantaciones de su progenitor.


En su estancia en New Providence, Anne Bonny participó en numerosas peleas con hombres y mujeres, a destacar hechos tales y como el asesinato en duelo de Maria Vargas amante de un adinerado comerciante o la amputación de la nariz con un mordisco de otra mujer en una disputa.

En su vida como pirata, de ella se sabe que luchaba igual o mejor que cualquier hombre, y no hubo pirata que pusiese en duda su valía.

Extraido en Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras Clave

13 Colonias Alemania América Precolombina Antonio José de Sucre Arachanes Argentina Armada Invencible Asedio Numancia Atahualpa Batallas Biografía Blas de Lezo Bolivia Brasil Caballeros Templarios Carlos V Celtas Chile Civilización Apache Civilización Azteca Civilización Inca Civilización Karibe Civilización Maya Civilización Mochica Civilización Nauha Civilización Tiahuanacota Civilización Totonaca Civilizaciones Precolombinas Colombia Conquista América Conquista de Argentina Conquista de Chile Conquista de Mexico Conquista del Perú Conquistadores Cristobal Colón Cristóbal Colón Cruzadas Cuba Curiosidades Decadencia del Imperio Español Descubrimiento de América Diego de Almagro Documentales de Historia Don Pelayo Ecuador Egipto El Cid Campeador El Salvador Esclavitud Escocia Esparta Estados Unidos Expulsión de los Judios Felipe II Fernando VII Flandes Florida Francia Francisco Pizarro Frases Celebres George Washington Gran Bretaña Gran Capitán Gran Colombia Grecia Guatemala Guerra Civil Guerra de Independencia Guerras Europeas Guerras Napoleónicas Guerras Religiosas Guerrillas Hernán Cortés Hispania Holanda Honduras Hoplitas Hunos Iberos Ilustración Imperio Azteca Imperio Bizantino Imperio Británico Imperio de Brasil Imperio Español Imperio Inca Imperio Mexicano Imperio Otomano Imperio Persa Imperio Portugués Imperio Romano Independencia Americana Inquisición Española Irlanda Italia Japón Juan Calvino Lautaro Leyenda Libertador Libros y Novelas Magallanes Malinche Manuel Belgrano Mapuches Martin Lutero Mexico Miguel de Cervantes Militar Napoleón Nicaragua Nueva España Nueva Granada Numancia Panamá Paraguay Pedro de Alvarado Pedro de Valdivia Perú Picunche Piratas Ponce de León Portugal Puerto Rico Reconquista Reforma Calvinista Reforma Protestante Reino Visigodo Religión Rep. Dominicana Resistencia de Cartagena Revolución francesa Reyes Católicos Samurái San Martin Santa Liga Siglo de Oro Simon Bolivar Taino Tenochtitlan Tercios Españoles Thomas Jefferson Tlaxcaltecas Trafalgar Uruguay Venezuela Videos Online Vikingos Viriato Visigodos
Copyright © 2009 - 2016 Comparte Historia Todos los derechos reservados. RPlantilla © design by neronsn. || Acerca del Sitio | Politica de Cookies | Contacto