Viriato: El terror de Roma
Compartelo en

Viriato: Caudillo lusitano. Era un pastor, por más que es definido en ocasiones como un bandido por la historiografía, lo que tampoco sería nada excepcional en las culturas de la península Ibérica, donde esta actividad era bastante común y en modo alguno estaba reñida con otras formas de sustento.

En el 150 a. C. se convirtió en un líder de la lucha contra la dominación romana. Cercado por el pretor Cayo Vetilio en el 147 a.C., consiguió romper las líneas romanas y, con un millar de incondicionales, escapar hacia Tríbola y atraer a sus perseguidores a una emboscada en la cual sucumbió Vetilio.
http://www.foro-ciudad.com/fotos/21995-zamora-viriato.jpg

Con esta victoria, Viriato decidió llevar la guerra hasta la meseta, donde derrotó a los cuestores Cayo Plaucio y Claudio Unimano, y ocupó Segóbriga. La reacción de Roma consistió en enviar un ejército consular mucho más poderoso que los que antes operaban en la península Ibérica, al mando del cónsul Fabio Máximo Emiliano, quien derrotó a Viriato en una batalla en campo abierto en el año 145 a.C., y le obligó a replegarse a Lusitania.

La situación cambiaría con la guerra de Numancia, pues el grueso de las legiones romanas fue obligado a empeñarse en las durísimas campañas contra los celtíberos, lo cual permitió a Viriato pasar a la ofensiva de nuevo. Derrotó al pretor de la Citerior, Quincio, y avanzó por la Bética, antes de verse forzado a retroceder de nuevo a la Lusitania.
Ya en su terreno, derrotó al cónsul Serviliano en el 141 a.C. y consiguió concluir un tratado de paz con Roma, que ésta, decidida a sofocar la resistencia de celtíberos y lusitanos, no tardó en romper. Se envió un nuevo ejército, al mando del cónsul Cepión, quien aprovechó unas negociaciones con los lusitanos para sobornar a varios lugartenientes de Viriato con el fin de que lo asesinasen, como así hicieron. Muerto el líder, la rebelión lusitana perdió fuerza, y en pocos años Roma consolidó su posición en la península Ibérica.



Viriato: El Anibal de los Iberos

Debido a su excelente posición estratégica, la península ibérica ha sido escenario de muchas guerras sangrientas.

Entre todos estos conflictos, a los céltíberos les tocó vivir las tremendas guerras púnicas que enfrentaron a romanos y cartagineses, y de las que ya hemos hablado anteriormente.

Como es lógico, los celtíberos pasaron a formar parte de las tropas romanas y cartaginesas, poniéndose al servicio del que mejor pagara. Muy pronto, los guerreros celtíberos fueron muy bien valorados y muy respetados por ambos ejércitos.

Cuando las guerras púnicas acabaron, Roma salió victoriosa y comenzó a establecer colonias en España. Fue entonces cuando surgió un grupo de rebeldes celtíberos. Este grupo de "bandoleros" estaba mandado por Viriato. De Viriato se cuenta que era un hombre enorme y de una gran fuerza, que atemorizaba tan solo con su mirada.

Viriato se propuso sacar provecho de las colonias romanas. Las atacaba y robaba sus cosechas y animales pero no las arrasaba. Es mas, no lo robaba todo, sino que dejba lo suficiente para que las colonias puedieran volver a desarrolarse, con lo qeu pudiera volver a saquearlas en un futuro. En definitiva, Viriato o atacaba a nadie, respetava a los habitatnes de las colonias, no violava a mujeres ni pegaba a niños, etc. lo único que hacía era cobrarse un tributo que creía que se merecía.

Rehuyendo los enfrentamientos contra las legiones romanas, Viriato consiguió reunir un ejército de 10000 hombres, pero llegó el día en que no pudo escapar de un enfrentamiento cara a cara contra un contingente romano. En la batalla de Púnico, Viriato consiguió una victoria tan aplastante que llegó a oidos de la mismísima Roma donde llamaron a Viriato: el gran caudillo de los celtíberos y el nuevo Aníbal.


Roma no creyó conveniente volver a enfrentarse contra los hombres de Viriato, así que decidieron enviarle un emisario con una propuesta. Dicho emisario informó a Viriato que la intención de Roma era zanjar de inmediato los enfrentamientos contra los celtíberos. La tierra era muy grande, suficiente como para repartirla pacificamente.

Viriato contrajo matrionio con Ada (la hija del emisario romano). Con este matrimonio quedó aceptada la propuesta de Roma. Es aquí donde Viriato cometiço un grave error.

Viriato se reunió con el prefecto romano Galba enlas tierras béticas. Allí Galba hizo la prupuesta sobre el reparto de tierras a los celtíberos. Galba dividió al contingente celtíbero en tras grandes grupos, dándlo tierras a cada uno de los grupos, pero.. las tierras que les daba estaban muy separadas entre si. Con esto Galba consiguió dividir a los íberos, y por tanto la potencia del ejército de Viriato disminuyó considerablemente. Una vez divididos, las legiones romanas lanzaron su ataque acabando con la vida de mas de 5000 personas y capturando como esclavos a otras 9000.

Valeriano cayó en la desesperación y se acusó culpable de lo sucedido... y tras un leve periodo en el que se refugió en las montañas para mortificarse por su error, Viriato decidió que ya era el momento de volver para sufragar sus errores.


Nada mas volver, Viriato fue acusado por un cabecilla celtíbero de haberlos traicionado en fabor de los romanos. Viriato se enfrentó a el en combate y lo derrotó sin problemas volviendo a coger las riendas de sus hombres. Despúes mandó incinerar a los íberos muertos por los romanos y sobre sus cenizas juró la guerra eterna a los romanos.

Durante diez años, Viriato les dio guerra a los romanos llevándolos hacia su terreno y evitando enfrentarse a ellos en campo abierto. Fueron muchas sus victorias pero estas son las mas destacadas:

LA BATALLA DE TRIBOLA: en la sierra de ronda, enfrentándose contra las legiones romanas, Viriato les hizo creer que huían hacían un desfiladero. El ejército romano con caballería y elefantes les siguió y cuando se adentraron en el desfiladero comprendieron que habían caido en una trampa, pero ya era demasiado tarde. Los romanos, dentro del desfiladero no tenían salida de escape y Viriato desde lo alto del desfiladero lanzó un monton de bolas ardiendo que acabaron con el ejército enemigo. EL fuego asustó a los caballos y elefantes lo que provocó un gran desorden enlas filas romanas que aprovehó Viriato para atacar de nuevo y acabar con la vida de mas de 4000 legionarios.

Otra gran victoria fue la de la Carpetania, donde los legonarios muertos tras el combate ascendieron hasta 10000. Esta victoria le dio muchos ánimos para enfrentarse al gran general romano Quinto fabio Maximo, que había sido enviado por el senado de Roma al frente de 15000 legionarios y 2000 jinetes. Pero Fabio Maximio también encontro la derrota de manos de Viriato en la batalla de Osuna.

Roma comenzó a desesperar así que decidió enviar a Hispania un ejército de 18000 legionarios y 1600 caballos al mando del cónsul Serviliano. Este Consúl decidió adoptar la táctica de viriato, y en lugar de ir a buscarlo para presentarle batalla, decidió encontrar a sus partidiarios y ir ejecutándolos poco a poco. Cuando Serviliano llegó a la ciudad de Porcuna mandó ejecutar a 500 celtíberos y otros 9500 fueron capturados como esclavos.

Estó fue haciendo Serviliano ciudad tras ciudad hasta que topó con la furia de Viriato en Bailén. Viriato derrotó al ejército de Serviliano, pero en lugar de matarlo decidió pactar con él. Le dijo que tenía que ir a roma y decirle lo siguiente: "Vosotros los romanos ya habéis sufrido bastante en estas tierras, mi pueblo desea la paz, así que reconocerme como rey de estas tierras compartidas por ambos y todo habrá acabado".

Roma tuvo que pactar a disgusto y el senado nombró a Viriato como amicus pupili romani ( titulo otorgado a los reyes de tierras compartidas por los romanos ).


Viriato ya era rey pero su título le iva a durar muy poco. Muy enamorado de su esposa Ada, Viriato
tuvo que tomar una decisión muy dolorosa.

Tuvo que ejecutar a su suegro, quien se había puesto de parte de los romanos para conspirar contra él. Esto provocó la enemistad de Ada hacía Viriato hasta tal punto que éste empezó a caer en una pequeña depresión sentimental que afectaba a su ingenio a la hora de tomar las decisiones. Viriato decidió pactar una nueva paz con los romanos que le garantirizara una mejor vida para él y su esposa.

Para ello envió a tres íberos a negociar conel senado. Este fue su gran error, pusto que los emisarios elegidos por Viriato estaban muy acomodados, y poseían grandes tierras por lo que les interesba sobre manera la paz con Roma. El senado les dijo a los emisarios íberos que no habría paz mientras Viriato tenga el mando de los celtíberos.
 
Así que los tres emisarios decidieron acabar con la vida de Viriato, y lo hicieron a escondidas. Entraron de noche en el campamento con las caras tapadas y lo acuhillaron los tres a la vez mientras éste dormía. A la mañan siguiente, cuando apareció el cadaver, Ada entró en la desesperación, se hechó la culpa de la muerte de su amado e intentó suicidarse.
Los funerales por valeriano fueron muy sonados. Se guardó luto durante un largo tiempo, y su figura fue admirada y respetada tanto por los celtíberos como por los romanos.


Esto sucedió en el año 139 a.C. La pax romana era una realidad en la península Iberica salvo en una pequeña ciudad situada en el cerro del Catillejo, junto a Garray, no lejos del rio Duero, en la actualidad provincia de Soria.
Se trataba de Numancia, el último reducto de los rebeldes que luchaban llenos de orgullo haciendo valer el espíritu de Viriato.

Extraido en Historia y Mitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras Clave

13 Colonias Alemania América Precolombina Antonio José de Sucre Arachanes Argentina Armada Invencible Asedio Numancia Atahualpa Batallas Biografía Blas de Lezo Bolivia Brasil Caballeros Templarios Carlos V Celtas Chile Civilización Apache Civilización Azteca Civilización Inca Civilización Karibe Civilización Maya Civilización Mochica Civilización Nauha Civilización Tiahuanacota Civilización Totonaca Civilizaciones Precolombinas Colombia Conquista América Conquista de Argentina Conquista de Chile Conquista de Mexico Conquista del Perú Conquistadores Cristobal Colón Cristóbal Colón Cruzadas Cuba Curiosidades Decadencia del Imperio Español Descubrimiento de América Diego de Almagro Documentales de Historia Don Pelayo Ecuador Egipto El Cid Campeador El Salvador Esclavitud Escocia Esparta Estados Unidos Expulsión de los Judios Felipe II Fernando VII Flandes Florida Francia Francisco Pizarro Frases Celebres George Washington Gran Bretaña Gran Capitán Gran Colombia Grecia Guatemala Guerra Civil Guerra de Independencia Guerras Europeas Guerras Napoleónicas Guerras Religiosas Guerrillas Hernán Cortés Hispania Holanda Honduras Hoplitas Hunos Iberos Ilustración Imperio Azteca Imperio Bizantino Imperio Británico Imperio de Brasil Imperio Español Imperio Inca Imperio Mexicano Imperio Otomano Imperio Persa Imperio Portugués Imperio Romano Independencia Americana Inquisición Española Irlanda Italia Japón Juan Calvino Lautaro Leyenda Libertador Libros y Novelas Magallanes Malinche Manuel Belgrano Mapuches Martin Lutero Mexico Miguel de Cervantes Militar Napoleón Nicaragua Nueva España Nueva Granada Numancia Panamá Paraguay Pedro de Alvarado Pedro de Valdivia Perú Picunche Piratas Ponce de León Portugal Puerto Rico Reconquista Reforma Calvinista Reforma Protestante Reino Visigodo Religión Rep. Dominicana Resistencia de Cartagena Revolución francesa Reyes Católicos Samurái San Martin Santa Liga Siglo de Oro Simon Bolivar Taino Tenochtitlan Tercios Españoles Thomas Jefferson Tlaxcaltecas Trafalgar Uruguay Venezuela Videos Online Vikingos Viriato Visigodos
Copyright © 2009 - 2016 Comparte Historia Todos los derechos reservados. RPlantilla © design by neronsn. || Acerca del Sitio | Politica de Cookies | Contacto