Batalla de Nieuwpoort
Compartelo en

La batalla de Nieuwpoort o primera batalla de las Dunas entre las fuerzas de las Provincias Unidas bajo el mando de Mauricio de Nassau y el ejército español bajo el mando del archiduque Alberto de Austria tuvo lugar el 2 de julio de 1600 cerca de la ciudad belga de Nieuwpoort.


Es la primera batalla importante ganada por los holandeses en campo abierto, tras las profundas reformas a las que Mauricio sometió a su ejército


Campaña


A pesar de la oposición de Mauricio, los Estados Generales le ordenaron desembarcar al ejército en territorio controlado por los españoles para destruir la ciudad de Dunkerque, principal base de los corsarios al servicio de la corona española.


El 22 de junio las tropas de Mauricio toman tierra y al enterarse el archiduque Alberto sale de Bruselas al encuentro del ejército protestante con tres tercios, una unidad española amotinada en Diest a la que el archiduque solicita ayuda, y varias unidades valonas, italianas y alemanas. El ejército español interceptó a las fuerzas de Mauricio obligándolas a presentar batalla.


Fuerzas


Flanco norte:
Provincias Unidas: 4 cañones, 650 mosqueteros ingleses.
España: 6 cañones, 600 jinetes, 1.400 infantes, entre los que se incluye a los amotinados.


Flanco sur:
Provincias Unidas: 1.200 jinetes.
España: 1.000 jinetes.


Centro:
Provincias Unidas: 9.300 infantes.
España: 7.300 infantes, en los que se incluye a los tres tercios españoles.


La batalla


Tras marchar más de 45 km en un día y una noche la vanguardia del ejército español, formada por los amotinados, se topa con dos mil infantes del ejército holandés y unos escuadrones de caballería enviados a su encuentro, a los que aplastan. Sin detenerse alcanzan las posiciones de Mauricio en la playa, apostado sobre unas dunas en las que dispone a su ejército.


El archiduque Alberto, a pesar de que parte de la infantería todavía estaba en camino, el cansancio de la marcha, y tener el sol y el viento en contra que les echaba la arena en los ojos, decide atacar. Contra la línea de dunas los españoles lanzan tres asaltos, que solo en el último intento tiene éxito, apoderándose de una de las dunas y haciendo vacilar a todo el ejército protestante. La caballería holandesa carga contra la caballería española dispersándola pero viéndose detenida por la infantería española. Tras reagruparse la infantería lanza un nuevo asalto a la siguiente duna y esta a punto de tomarla, pero Mauricio lanza de nuevo contra la caballería española sus tres últimos regimientos de caballería que permanecían en reserva, arrollan de nuevo a la caballería española y se lanzan contra la infantería. La infantería, agotada tras la marcha, los cuatro asaltos realizados en la arena de la playa y ante el contraataque simultáneo de la infantería holandesa y la caballería, se hunde. El archiduque Alberto intenta evitar la derrota pero el mismo es herido en la cabeza por un enemigo.


Resultado


A pesar de que Mauricio venció al ejército español, una proeza de la que pocos podían vanagloriarse en el siglo XVI, no pudo sacar ningún provecho de la campaña, aparte de la inyección de moral que supuso para las tropas y la población de las Provincias Unidas, vencer en campo abierto a los tercios españoles. Las líneas de comunicación y aprovisionamiento de las fuerzas de las Provincias Unidas se habían estirado al máximo y Mauricio tuvo que retirarse a fines de mes. Los flamencos a los que Mauricio esperaba llevar a la rebelión contra la corona española permanecieron leales a esta. El puerto de Dunkerque, que era el principal objetivo permaneció en manos españolas. Los corsarios con base en este puerto continuaron atacando las naves comerciales y pesqueras holandesas, hasta el declive de la marina española en el mar del Norte.


Extraido en Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras Clave

13 Colonias Alemania América Precolombina Antonio José de Sucre Arachanes Argentina Armada Invencible Asedio Numancia Atahualpa Batallas Biografía Blas de Lezo Bolivia Brasil Caballeros Templarios Carlos V Celtas Chile Civilización Apache Civilización Azteca Civilización Inca Civilización Karibe Civilización Maya Civilización Mochica Civilización Nauha Civilización Tiahuanacota Civilización Totonaca Civilizaciones Precolombinas Colombia Conquista América Conquista de Argentina Conquista de Chile Conquista de Mexico Conquista del Perú Conquistadores Cristobal Colón Cristóbal Colón Cruzadas Cuba Curiosidades Decadencia del Imperio Español Descubrimiento de América Diego de Almagro Documentales de Historia Don Pelayo Ecuador Egipto El Cid Campeador El Salvador Esclavitud Escocia Esparta Estados Unidos Expulsión de los Judios Felipe II Fernando VII Flandes Florida Francia Francisco Pizarro Frases Celebres George Washington Gran Bretaña Gran Capitán Gran Colombia Grecia Guatemala Guerra Civil Guerra de Independencia Guerras Europeas Guerras Napoleónicas Guerras Religiosas Guerrillas Hernán Cortés Hispania Holanda Honduras Hoplitas Hunos Iberos Ilustración Imperio Azteca Imperio Bizantino Imperio Británico Imperio de Brasil Imperio Español Imperio Inca Imperio Mexicano Imperio Otomano Imperio Persa Imperio Portugués Imperio Romano Independencia Americana Inquisición Española Irlanda Italia Japón Juan Calvino Lautaro Leyenda Libertador Libros y Novelas Magallanes Malinche Manuel Belgrano Mapuches Martin Lutero Mexico Miguel de Cervantes Militar Napoleón Nicaragua Nueva España Nueva Granada Numancia Panamá Paraguay Pedro de Alvarado Pedro de Valdivia Perú Picunche Piratas Ponce de León Portugal Puerto Rico Reconquista Reforma Calvinista Reforma Protestante Reino Visigodo Religión Rep. Dominicana Resistencia de Cartagena Revolución francesa Reyes Católicos Samurái San Martin Santa Liga Siglo de Oro Simon Bolivar Taino Tenochtitlan Tercios Españoles Thomas Jefferson Tlaxcaltecas Trafalgar Uruguay Venezuela Videos Online Vikingos Viriato Visigodos
Copyright © 2009 - 2016 Comparte Historia Todos los derechos reservados. RPlantilla © design by neronsn. || Acerca del Sitio | Politica de Cookies | Contacto